Kriszta Klement creció en Orosháza, Hungría, donde se graduó de la preparatoria con una especialización en hotelería. Tras su graduación, se mudó a la capital de Budapest para buscar trabajo como mesera. Cuando no trabajaba en el restaurante, Kriszta cuidaba a sus 3 hijos en la tarde y estudiaba programación por la noche. Ahora enseña a niños de 5 a 18 años a programar robots en el Estudio Abacusan.

En nuestra serie de “Historias de Éxito de CodeBerry” entrevistamos a estudiantes que lograron encontrar trabajo como desarrolladores.

Vivo aquí: Budapest, Hungría
Trabajo aquí: Estudio Abacusan
Tiempo de estudio en CodeBerry: alrededor de 10 meses

Cuando te preguntan por tu trabajo como programadora, ¿cómo sueles responder?

Enseño programación, como miembro asistente de un equipo, a niños (de 5 a 18 años) y a los maestros que trabajan con ellos. En el caso de los niños, nuestro objetivo es mostrarles el lado divertido de la programación y despertar su interés en el tema. También nos gustaría erradicar el analfabetismo digital. Con esto queremos decir que queremos que los niños crezcan más allá de ser simples usuarios para involucrarse más en el lado creativo del mundo digital. Y en el caso de los educadores, esto significa la amplia integración de la robótica y de la programación dentro de varios temas. En lugar de centrarnos únicamente en los profesores cuyas materias están tradicionalmente relacionadas a la programación, ponemos un énfasis especial en la participación de maestros que enseñan historia o literatura.

¿A qué te dedicabas antes de empezar a programar?

Fui la mesera más entusiasta del mundo. Mi trabajo era mi hobby, y ahora sucede lo mismo con mi trabajo actual. Entonces puedo decir que, hasta la edad de 42 años, sigo sin trabajar un solo día de mi vida, porque siempre he hecho cosas que realmente disfruto. Lo que más me gusta de mi trabajo es la oportunidad de aprender algo nuevo siempre y crecer como persona. Lo que más me gusta de mi trabajo es que, cada vez que aprendo algo nuevo, puedo compartir casi instantáneamente ese nuevo conocimiento con los demás.

El escritorio de Kriszta

¿Por qué decidiste estudiar desarrollo web?

Siendo honesta, fueron mi hija de 9 años y una amiga de ella las que se interesaron primero en la programación, y así fue como encontramos Skool. (una organización húngara que ofrece cursos gratuitos e innovadores de tecnología a niñas). La idea me llegó un año o año y medio después, cuando pensé que tal vez la programación podría ser algo que debería considerar. Tenía todo lo que estaba buscando en una nueva carrera: la opción de trabajar desde casa, nuevos desafíos, un horario flexible (puedes avanzar mucho durante la noche (: ), crecimiento y aprendizaje continuos, y nuevas conexiones. Todas estas son cosas que puedes hacer cuando te jubilas. ¡Casi pareciera que tuve que ponerme al día con los niños en la alfabetización digital!

¿Cómo aprendiste a programar? ¿Utilizaste algún curso, libro u otro material en particular?

Yo en sí no me llamaría una programadora, en el estricto sentido de la palabra. Más bien, prefiero decir que he aprendido los conceptos básicos de la programación y ahora los uso a diario con orientación y apoyo profesional. Mi primer gran encuentro con el mundo de la programación fue a través del curso de Java de Dániel Pasztuhov, por correo electrónico. Luego leí el libro de Gusztáv Nagy sobre programación web y recibí tutoría de él por Skype. Como tengo 3 hijos, mi única opción era encontrar un entrenamiento que fuera accesible desde mi hogar. Lo que más me gustó de estos cursos, y de CodeBerry en particular, es que también puedes estudiar y progresar por la noche, lo que te da tiempo para cuidar de los niños, hacer mandados y lidiar con los demás desafíos del día. Estudiar en CodeBerry incluso me permitió trabajar durante un día de trabajo y tomar el control absoluto sobre el ritmo de mi progreso. Siempre hice todo lo que mi tiempo me permitió.

¿Qué te ofreció CodeBerry ? ¿Cómo fue estudiar en nuestra escuela?

Realmente me gustó la tutoría personal. Siempre recibía ayuda rápida cada que me atoraba y sabía que no estaba sola. La mayoría de las veces, Amanda (mi tutora) no me daba sólo una solución ya hecha, sino que también trataba de guiarme hacia la respuesta a mi problema con sugerencias para que yo pudiera averiguar el código correcto por mi propia cuenta. Me encantaba ver tanto mi progreso como los siguientes pasos a seguir después de cada lección. El grupo de estudio virtual también fue muy activo y ahí es donde encontré a mi otro tutor, quien también me ayudó mucho. Realmente aprecio el que todos en esta comunidad siempre se encuentren dispuestos a ayudar, renunciando a su tiempo libre y sin tener en cuenta el beneficio personal. Csaba Kapus siempre respondió a mis preguntas también. Él me transmitió enormes cantidades de conocimiento práctico, sin pedir nada a cambio, por lo que me gustaría agradecerle nuevamente.

¿Tienes alguna experiencia, consejos o trucos que quisieras compartir con aquellos que recién comienzan a estudiar programación?

En primer lugar, si alguna vez la programación te cruzó por la mente, entonces definitivamente deberías intentarlo. Existen sitios web en español e inglés en donde puedes aprender algunas habilidades básicas de programación de forma gratuita y ver si es realmente lo tuyo o no. Después de haber aprendido lo básico, ya puedes empezar a estudiar programación en un formato más estructurado (por ejemplo, en una escuela en línea como esta). Muchas de las cosas que me gustan de la programación web fueron las mismas que hice cuando era mesera: la creatividad y la oportunidad de “servir”.

El “efecto multiplicador” de las habilidades adquiridas también es algo imperativo. Y seguirá siendo importante mientras el sistema educativo carezca de la inclusión de esta materia en el plan de estudios. Hago todo lo posible para convencer a las personas que me rodean que permitan que los niños se familiaricen más con esta área para que no sólo sean usuarios del mundo digital, sino también creadores de juegos / aplicaciones. Teniendo yo hijas , ¡no puedo enfatizar lo suficiente que estas habilidades TAMBIÉN son importantes para las niñas! Al principio, parece alejarse mucho del diseño de modas, de dibujo o de cualquier otra profesión creativa que las chicas prefieren. Pero creo que la programación web es igual de creativa, ¡hablo desde mi propia experiencia!

Cuéntame un poco sobre tu trabajo actual y cuáles son tus obligaciones. ¿Qué haces durante un día o una semana típica?

Se dice que ser madre es un verdadero desafío logístico (idiomas, deportes, música, competencias, ¡por tres niños!), y realmente lo es. Puedo hacer un gran uso de estas habilidades aquí. Mis responsabilidades en el estudio son muy diversas. Además de enseñar a los niños a usar robots ArTec japoneses, también administro y sirvo en la tienda virtual de la compañía. Además de ayudar a mis jefes, también organizo el almacén o limpio cuando es necesario. También soy la responsable de la coordinación y la comunicación del programa gratuito de robótica de Abacusan-GE a nivel nacional.

Esta profesión ofrece muchas oportunidades para hacer trabajo voluntario, lo cual me inspira y le da un nuevo impulso al equipo.

Cuando tenemos un evento de fin de semana, generalmente puedo llevar a los niños conmigo. Durante la semana, como suele solicitarse mi presencia en las escuelas, estoy en la oficina o en una institución determinada durante el día. Y cuando uno de mis hijos me necesita para algo (una ida al médico, que la escuela se cancela, que necesitan descansar), encuentro una manera para contribuir desde casa en cualquier momento.

¿Con quién trabajas y cómo te ayudan con tu trabajo?

Trabajo con los dos fundadores de la empresa: Sára Sugár e István Büti. Me ayudan tanto con mi desarrollo personal como profesional, guiándome y apoyándome. Esto me ayuda a dar el cien por ciento en el trabajo sin tener que descuidar a mi familia.

Trabajo en las implementaciones reales (es decir, los robots) con mi colega, Balázs Szandavári. Hacemos todo el entrenamiento y los programas escolares como un equipo, con los cuatro trabajando juntos.

Nuestro salón de clases

¿Con cuál software, dispositivos y tecnologías trabajas actualmente?

Por el momento, utilizo el software japonés Studuino, desarrollado en colaboración por un equipo del estadounidense MIT y el japonés ArTec. Es casi lo mismo que Scratch, excepto que está optimizado para robots. Y este año, Studuino también lo volverá compatible con Micro:bit. Actualmente, estas son las plataformas de educación a nivel internacional más aceptadas y más eficientes y fáciles de usar.

¿Por cuánto tiempo buscaste un trabajo? ¿Fue difícil encontrarlo?

¡Yo soy una de esos afortunados que recibieron una llamada, preguntándoles si estarían interesados en un trabajo, si se abriera una oportunidad! Mis hijos y yo visitamos el Estudio Abacusan por primera vez cuando tenía dos días de descanso y les di mi número de teléfono para recibir notificaciones sobre los próximos programas organizados por ellos. Poco después, me llamaron para ofrecerme un trabajo. (:

¿Tienes algún consejo para quienes se están preparando para una entrevista de trabajo?

Mi participación en programas de voluntariado me permite visitar muchas empresas multinacionales. Y mi experiencia es que los buscadores de empleo que dominan el inglés y un idioma regional europeo siempre son bienvenidos, incluso en el nivel júnior, con el énfasis en el idioma regional.

¿Cuál es tu siguiente paso? ¿Qué dirección estás tomando?

Actualmente me encuentro trabajando en la introducción de ArTec Innovator Academy para niños. Estas introducciones tienen como objetivo lograr que una generación más joven se involucre en la programación, lo cual nunca se ha abordado de esta manera en Hungría hasta ahora. Para esto, también tendré que aprender algunas nuevas habilidades. También trabajo de manera simultánea en la localización de un programa japonés basado en nuestras experiencias en el aula, con la guía de Sára.

¿Te gustaría aprender a programar? Ven y prueba nuestras primeras 25 lecciones sin costo en la Escuela de Programación CodeBerry.